Cómo hacer mermelada casera de fresa

Dificultad Medio
Preparación Entre 30 minutos y 1 hora

La mermelada es ideal para hacer riquísimos desayunos, meriendas y cenas, y estará mucho más rica si la preparamos nosotros mismo en casa. Por eso, hoy os enseñamos a hacer mermelada de fresa casera.

Es una receta muy fácil y con la que tendréis mermelada para mucho tiempo. Eso sí, antes de empezar a preparar la mermelada, aseguraos de tener botes de cristal con tapa (si tienen cierre hermético, mejor) para almacenarlos.

Ingredientes

  • Lo primero que tenemos que hacer es quitarle los tallos a las fresas y reservarlas.

  •  En un vaso de batidora colocamos un poco menos de la mitad del kilo de fresas y las licuamos junto con el zumo de limón y el vaso de agua.

  • A continuación, en una olla colocamos este jugo que acabamos de sacar del vaso batidor junto al vaso de azúcar. A fuego lento, dejaremos que se cocine entre 25 y 30 minutos, removiendo siempre con una cuchara de madera para que no se pegue la mezcla.

  • Mientras el contenido de la olla se cocina, cortamos el resto de las fresas en trozos y las añadimos a la olla

  • Dejamos que pase el resto del tiempo de cocción sin dejar de remover, hasta que la mezcla espese.

  • Si os gusta la mermelada sin trozos, lo que debéis hacer una vez termine de cocinarse, es pasarla por la batidora para triturar la fresa. Si os gusta con trozos no tenéis más que dejarla así.

  • Finalmente, tenemos que dejar enfriar nuestra mermelada ya en los propios botes de cristal donde la vayamos a guardar. Los dejamos abiertos y esperamos a que enfríen de todo.

  • Es bueno que, una vez que hayan enfriado, los cerramos y los metemos durante 24 horas en la nevera, para que los ingredientes asienten y el sabor sea mejor. 

  • Una vez haya pasado este tiempo, podemos congelar los tarros o hacerles el autoclave o envasado al vacío para que duren mucho tiempo en nuestra despensa. 

  • Lo último que os queda es disfrutar de vuestra propia mermelada en tostadas o galletas, por ejemplo. Aunque si os gusta innovar, podéis utilizarla de acompañamiento para algún aperitivo, como los palitos de mozzarella fritos que os enseñamos a preparar en este otro post.

    Compartelo con tus amigos!!

    Comentarios

    - No tiene comentarios ¿No quieres ser el primero?
    Debes entrar en tu cuenta para dejar comentarios y calificar las recetas.

    Recetas de Interés

    Agregar a favoritos

    Si agregas las recetas a favoritas podrás verlas siempre que quieras tenerlas siempre a mano.

    Debes entrar en tu cuenta para guardar en favorito tus recetas.

    Consejo del día

    Tened en cuenta que el ajo crudo tiene un sabor muy fuerte, por lo que, si no hacéis la receta para vosotros solos, yo os recomendaría que le echárais poco.


    Mejores Recetas

    Batido para el desayuno con manzana, fresas y avena

    Batido para el desayuno con manzana, fresas y avena

    Fácil
    Receta fácil de empanada de zorza

    Receta fácil de empanada de zorza

    Medio
    Espaguetis con ajo, guindilla y aceite de oliva

    Espaguetis con ajo, guindilla y aceite de oliva

    Fácil
    Invierno
    Albóndigas de la abuela con pisto y patatas

    Albóndigas de la abuela con pisto y patatas

    Medio
    Primavera
    Cómo preparar un fondo de verduras

    Cómo preparar un fondo de verduras

    Fácil
    Verano
    Cómo preparar un batido de fresa y plátano

    Cómo preparar un batido de fresa y plátano

    Fácil
    Redondo de ternera en salsa casera

    Redondo de ternera en salsa casera

    Medio
    Primavera
    Receta vegana de arroz de verduras

    Receta vegana de arroz de verduras

    Fácil
    Fetuccine con salsa verde y trucha ahumada

    Fetuccine con salsa verde y trucha ahumada

    Fácil
    Invierno
    Ensalada de queso fresco, tomate seco, aguacate y pasas

    Ensalada de queso fresco, tomate seco, aguacate y pasas

    Fácil