Cómo hacer palitos de mozzarella

Dificultad Fácil
Preparación Entre 30 minutos y 1 hora
Tipo Italiana

Esta receta que os presentamos hoy es super sencilla y os salvará si alguna vez tenéis que preparar un aperitivo o un primer plato para una comida o cena.

Los palitos de mozzarella fritos son muy fáciles de hacer y no os harán invertir mucho tiempo en su preparación; solo necesitáis un par de platos, una sartén y, como no, mozzarella.

Ingredientes

  • Lo primero es sacar las mozzarellas de sus bolsas, retirar el líquido que las acompaña y ponerlas a escurrir. Debemos dejar las mozzarellas así durante, por lo menos, media hora.

  • Para que las mozzarellas escurran bien lo mejor que podemos hacer es darles un corte a la mitad y ponerlas a escurrir sobre un escurridor que podemos dejar en el fregadero o sobre un bol. 

  • Lo siguiente es cortar las mozzarellas en tiras. El grosor dependerá de vuestro gusto y de la forma que tenga la mozzarella..

  • Generalmente, las mozzarellas que encontramos en los supermercados suelen ser de forma ovalada, así que es un poco complicado que todas queden iguales. No os preocupéis, lo importante es el sabor, no la forma

  • Después de esto, en un plato, batimos los dos huevos y espolvoreamos un poco de perejil picado y una pizca de sal. En otro plato, echamos un poco de harina y, en otro plato, el pan rallado.

  • Ahora cogemos nuestras tiras de mozzarella y las pasamos, primero por harina, después por huevo y, finalmente, por pan rallado

  • Si tenéis tiempo y queréis que los palitos queden perfectos después de freirlos, os recomiendo que pongáis doble capa de huevo y pan rallado. Así nos aseguramos de que la mozzarella quede bien envuelta y no se salga al freirla. 

  • Si tenemos freidora, antes de empanar la mozzarella es la hora de ponerla a calentar. Si vamos a freír nuestros palitos en una sartén, debemos echar abundante aceite y ponerlo a calentar a fuego medio alto.

  • Cuando todas las tiras de mozzarella estén empanadas, las vamos echando una a una en la sartén o freidora y, a fuego alto, dejamos que se frían durante cinco minutos, hasta que el pan rallado coja un tono dorado.

  • Finalmente, lo último que debemos hacer es poner nuestros palitos sobre un papel absorbente de nuevo para quitar el exceso de aceite. Y ya estarán listos para servir y ser un aperitivo o primer plato perfecto.

  • Si queréis acompañarlos de algo original, os proponemos servirlos en la mesa al lado de un cuenquito de mermelada casera de fresa. Si os animáis a prepararla, aquí os dejamos un post donde encontraréis una receta fácil y rápida de mermelada de fresa.

    Compartelo con tus amigos!!

    Comentarios

    - No tiene comentarios ¿No quieres ser el primero?
    Debes entrar en tu cuenta para dejar comentarios y calificar las recetas.

    Recetas de Interés