Pastel de berenjena, jamón york y queso

Dificultad Fácil
Preparación Entre 15 y 30 minutos
Tipo

El pastel de berenjena, jamón york y queso es un entrante excepcional para cualquier comida o cena. Es una forma diferente de comer berenjena, probablemente a la que no estemos acostumbrados y es muy fácil de hacer.

Además los ingredientes son baratos y los podemos conseguir en cualquier supermercado. Finalmente, otra de sus ventajas es que, una vez que lo preparas, se mete en el horno y nos olvidamos de tener que hacer nada más.

Ingredientes para 4 Personas

  • Lo primero que haremos será cortar las berenjenas para meterlas en el horno. Las cortamos en rodajas y, mientras tanto, ponemos el horno a precalentar.

  • Hornearemos las rodajas de berenjena unos 20 minutos a 180º.

  • A continuación, en una sartén hacemos la bechamel friendo 2 cucharadas de harina con mantequilla y aceite y espesando la salsa con leche.

  • Si es la primera vez que haces esta salsa puedes consultar en este post cómo hacer salsa bechamel.

  • En una fuente alta de barro o cristal, preparada para horno, echamos un poco de aceite o mantequilla para engrasarlo. No mucho porque si no quedará grasiento.

  • Empezamos a armar el pastel: una primera capa fina de salsa de tomate y una segunda de berenjena.

  • Colocamos las capas de jamón york y queso y finalizamos con un poco de bechamel.

  • Repetimos esta operación hasta que la fuente esté llena, teniendo en cuenta que la última capa debe de ser siempre de berenjena.

  • Culminamos con un poco de salsa de tomate y bechamel y espolvoreamos queso rallado para gratinar.

  • Metemos el pastel en el horno a 180º durante unos 15 minutos, hasta que el queso esté bien doradito. Lo sacamos, emplatamos y ¡a comer!

  • Lo sacamos, emplatamos y ¡a comer!

    Compartelo con tus amigos!!

    Comentarios

    - No tiene comentarios ¿No quieres ser el primero?
    Debes entrar en tu cuenta para dejar comentarios y calificar las recetas.

    Recetas de Interés