Cómo hacer salsa de tomate casera

Dificultad Medio
Preparación Más de 2 horas

La salsa de tomate es una de las salsas más consumidas en todo el mundo. Sin embargo, muchas veces no pensamos en que la salsa de tomate da mucho juego más allá de la pasta. Nos puede servir perfectamente para complementar un pescado a la plancha, para unas albóndigas o para un arroz a la cubana.

Si lo que queremos es preparar una buena salsa de tomate, lo más importante es que nuestros tomates estén muy muy maduros. Lo ideal es hacerlo cuando el tomate está en época, a mediados o finales de verano. Podéis hacer mucha cantidad una vez y, si vuestro congelador es lo suficientemente grande, congelar botes de salsa para todo el año.

Ingredientes para 4 Personas

  • Para empezar, pelamos y cortamos los tomates. Los rallamos o los cortamos en dados y reservamos.

  • Pelamos y picamos la cebolla y cortamos los pimientos en tiras. En una olla, cubrimos el fondo con aceite y añadimos ahí el ajo cortado en láminas.

  • Cuando el ajo se dore un poco, incorporamos la cebolla y el pimiento verde y rojo y dejamos que se pochen mucho, hasta que estén muy blandos.

  • Cuando la cebolla y los pimientos estén listos, añadimos el tomate y el perejil picado. Salamos toda la mezcla y la probamos para no pasarnos con la sal.

  • Tapamos la olla y dejamos que hierva a fuego medio. Cuando rompa a hervir, y sin dejar de remover (¡si no se pega!) lo volvemos a tapar, bajamos el fuego al mínimo y dejamos que cueza así durante hora y media o dos horas.

  • Cuando haya pasado el tiempo, retiramos del fuego y añadimos un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. 

  • En la misma olla, trituramos nuestra mezcla con una batidora y, cuando coja la textura deseada, dejamos que enfríe. Ahora lo único que debemos tener es un poco de paciencia para que la salsa enfríe y podamos distribuirla en botes para congelar.

  • La salsa de tomate casera es ideal, y una vez que veamos lo rica que sale y el poco trabajo que da, no volveremos a traerla del super. Además, al congelarla, no volveréis a hacer salsa en mucho tiempo.

    Compartelo con tus amigos!!

    Comentarios

    - No tiene comentarios ¿No quieres ser el primero?
    Debes entrar en tu cuenta para dejar comentarios y calificar las recetas.

    Recetas de Interés

    Agregar a favoritos

    Si agregas las recetas a favoritas podrás verlas siempre que quieras tenerlas siempre a mano.

    Debes entrar en tu cuenta para guardar en favorito tus recetas.

    Consejo del día

    Cuando hacemos salsas con cierta cantidad de caldo, es mejor echar poco caldo al principio e ir añadiendo poco a poco según la textura y la densidad que más nos guste para nuestra salsa. Tened en cuenta que la idea es que la salsa reduzca para que se concentren los ingredientes. 


    Mejores Recetas

    Albóndigas de la abuela con pisto y patatas

    Albóndigas de la abuela con pisto y patatas

    Medio
    Primavera
    Espaguetis con ajo, guindilla y aceite de oliva

    Espaguetis con ajo, guindilla y aceite de oliva

    Fácil
    Invierno
    Huevos rellenos de mejillones y surimi con salsa rosa

    Huevos rellenos de mejillones y surimi con salsa rosa

    Fácil
    Primavera
    Cómo preparar cebolla morada encurtida

    Cómo preparar cebolla morada encurtida

    Fácil
    Receta fácil de croquetas de jamón serrano

    Receta fácil de croquetas de jamón serrano

    Fácil
    Primavera
    Receta fácil de crema de gambas

    Receta fácil de crema de gambas

    Relleno de atún con pisto para empanadillas

    Relleno de atún con pisto para empanadillas

    Fácil
    Primavera
    Receta de zorza gallega

    Receta de zorza gallega

    Fácil
    Cómo hacer bechamel en dos minutos

    Cómo hacer bechamel en dos minutos

    Fácil
    Salsa mexicana Pico de gallo

    Salsa mexicana Pico de gallo

    Fácil