Bizcocho de yogur casero

Dificultad Fácil
Preparación Entre 30 minutos y 1 hora
Tipo

Esta receta de bizcocho de yogur es la más fácil de hacer que vas a encontrar, ¡tanto que incluso los niños podrán ayudarte! Hoy vamos a ver la receta más tradicional, ideal para desayunar, merendar o en cualquier momento del día. El resultado de este pastel queda super esponjoso y mucho más saludable que cualquier postre envasado que puedas comprar.

En 40 minutos conseguirás un dulce casero ideal. Para aquellos a los que os resulta complicado hacer postres os recomiendo esta receta ya que tiene un nivel de dificultad básico. Además, a partir de que aprendas a hacerlos las tartas te saldrán de carrerilla porque el bizcocho es la base de la mayoría de ellas.

Ingredientes para 4 Personas

  • Bate los huevos en un bol grande con una varilla junto con el azúcar. 

  • Cuando esté bien batido añade el yogur y el aceite y continúa batiendo hasta que se forme una masa uniforme. Ésta es la clave de un bizcocho esponjoso. Mientras, precalienta el horno a 180º.

  • Ralla un poco de la piel del limón y añádeselo a la mezcla. Acuérdate de no llegar a la parte blanca de la piel, quedaría demasiado amargo.

  • Ahora es el momento de añadir la harina al bizcocho. Tamízala (con la ayuda de un colador) junto con la levadura para que el bizocho quede más ligero. Continúa mezclando a mano o con una batidora eléctrica, es más cómodo para que nos vamos a engañar.

  • Antes de volcar la mezcla en el molde úntalo con mantequilla y espolvorea un poco de harina para que sea más fácil desmoldarlo. 

  • Ahora llega el momento de verter la mezcla en el molde e introducir en el horno durante 35/40 minutos a 180 grados. Como cada horno es un mundo, te recomiendo que pinches el bizcocho en el centro de vez en cuando con un tenedor o cuchillo para asegurarte de que está bien hecho antes de sacarlo; eso sí, nunca abras el horno para comprobar esto antes de que lleve al menos 30 minutos dentro o el bizcocho se irá abajo y no cogerá la forma hinchada que debe tener.

  • Cuando el cuchillo o el tenedor salgan completamente limpios del bizcocho, habrá llegado el momento de desmoldar y dejar enfriar.

  • Para decorarlo le puedes poner un poco de azúcar glas por encima, que le da un toque de color.  ¿Podrás esperar a que se enfríe?

    Compartelo con tus amigos!!

    Comentarios

    - No tiene comentarios ¿No quieres ser el primero?
    Debes entrar en tu cuenta para dejar comentarios y calificar las recetas.

    Recetas de Interés