Cómo hacer pan casero

Dificultad Medio
Preparación Más de 2 horas
Tipo Española

Uno de los elementos básicos de la dieta mediterránea es el pan. Por eso, hoy os presentamos la auténtica receta de pan para que podáis preparar este maravilloso acompañante en vuestra casa.

Además, es una receta muy fácil, solo necesitáis harina, levadura y un poco de paciencia para amasar. ¡Si tenéis niños en casa incluso pueden ayudaros de lo fácil que es!

Además de todo esto, hacer pan no supone casi ningún gasto porque lo único que necesitaríais comprar sería la harina y la levadura. El agua sirve perfectamente la del grifo y en cuanto a la sal... ¿quién no tiene sal en casa?

Ingredientes para 1 Unidades

  • Lo primero que debemos hacer para empezar a preparar nuestro pan es mezclar la levadura con un poco de agua. Tanto si es levadura en polvo como si es fresca debemos dejarla reposar 10 minutos para que se forme una capa de burbujas en la superficie.

  • Mientras pasan estos diez minutos tamizaremos la harina y la sal, para que no queden grumos. Pasamos los dos ingredientes por un colador y los echamos directamente en un bol.

  • Una vez hecho este paso, hacemos un agujero en el medio de la harina e incorporamos la levadura

  • Añadimos poco a poco el agua, amasando hasta que la mezcla se separe de los bordes del bol y el chorrito de aceite

  • Si la masa os queda un poco líquida no pasa nada, podéis añadirle harina. Si por el contrario, veis que os queda seca, agregáis un poco más de agua. A partir de aquí, solo queda amasar durante 10 o 15 minutos más.

  • Cuando veáis que la masa está lista, la volvéis a meter en el bol y la tapáis con un papel film o con un paño. Dejamos que repose hasta que duplique su tamaño, aproximadamente una hora u hora y media.

  • Cuando pase el tiempo, sacamos la masa del bol y volvemos a amasar durante 5 o 10 minutos.

  • Volvemos a dejar reposar media hora, tapando únicamente la masa con un paño. Mientras tanto, podemos precalentar el horno a 220º.

  • Cuando el horno esté caliente y el pan haya fermentado, moldeamos la masa con la forma que queramos darle y le hacemos unos cortes en la superficie. Colocamos nuestro pan sobre una bandeja de horno, pulverizamos con un poco de agua y lo introducimos en el horno.

  • A los 20 minutos volvemos a echar un poco de agua por encima del pan y bajamos el calor del horno a 200 o 180º (dependerá de lo potente que sea vuestro horno). 

  • Dejamos que cueza unos 15 o 20 minutos más y lo sacamos del horno. 

  • El último paso que debemos seguir es dejar que el pan enfríe antes de comérnoslo. ¡Listo y super sano!

  • Esta receta de pan os servirá de base para muchísimas nuevas recetas: podéis rellenarlo de verduras y queso, o también podéis usarlo para hacer pan con tomate y aceite, ¡cómo más os guste! Asimismo, podéis elaborar variantes de este pan añadiéndole pasas, nueces o pipas, entre otras muchas cosas. ¡No os olvidéis de dejarnos vuestras recetas en los comentarios!

    Compartelo con tus amigos!!

    Comentarios

    - No tiene comentarios ¿No quieres ser el primero?
    Debes entrar en tu cuenta para dejar comentarios y calificar las recetas.

    Recetas de Interés