Conejo a la pimienta

Dificultad Fácil
Preparación Entre 30 minutos y 1 hora
Tipo Española

El conejo a la pimienta es una forma diferente de comer carne. Normalmente, estamos acostumbrados a consumir pollo, ternera o cerdo, pero la verdad es que el conejo es una carne muy rica en proteínas, que aporta a nuestro cuerpo inifinidad de ventajas.

Hoy, además, prepararemos el conejo con una salsa de pimienta negra, llena de sabor y de contrastes con la carne. Sin duda, un plato riquísimo y muy completo para cualquier día de la semana.

Ingredientes para 4 Personas

  • El primer paso será preparar el sofrito, cubriendo el fondo de una olla con aceite y pochando ahí la cebolla, que previamente habremos pelado y picado en trozos lo más pequeños posible.

  • Mientras se pocha, pelamos los ajos y les damos un corte a la mitad. También pelamos y picamos el tomate y el pimiento verde.

  • Cuando la cebolla empiece a estar transparente añadimos estas tres verduras a la olla y dejamos que todo se poche bien. Salamos.

  • Mientras tanto, salpimentamos el pollo y lo sellamos en una sartén con un poco de aceite. Lo dejamos un par de minutos por cada lado y lo reservamos sobre un papel absorbente para que escurra el aceite sobrante.

  • En este tiempo el sofrito ya estará listo e incorporaremos a la olla una buena cucharada de harina o maizena.

  • Después de que se fría la harina, añadimos los trozos de conejo y dejamos que todo se rehogue un par de minutos.

  • Cuando asiente el guiso, incorporamos el vino tinto, el tomillo, el orégano y la pimienta. En cuanto a la pimienta, os recomiendo que echéis una poca molida y también unos cuantos granos enteros.

  • ubrimos los ingredientes del guiso con agua o caldo de verduras o de carne (si tenemos) y dejamos cocer a fuego lento unos 15 minutos.

  • Es importante ir vigilando la carne del conejo, ya que a cada uno le llevará un tiempo distinto terminar de cocinarse.

  • Para acompañar este conejo, podéis presentar una guarnición de verduras al vapor, por ejemplo, zanahoria, guisantes y champiñones, un puré de patatas o patatas fritas en dados grandes.

    Compartelo con tus amigos!!

    Comentarios

    - No tiene comentarios ¿No quieres ser el primero?
    Debes entrar en tu cuenta para dejar comentarios y calificar las recetas.

    Recetas de Interés

    Agregar a favoritos

    Si agregas las recetas a favoritas podrás verlas siempre que quieras tenerlas siempre a mano.

    Debes entrar en tu cuenta para guardar en favorito tus recetas.

    Consejo del día

    No os preocupéis si nunca habéis oído hablar de los coagulantes, porque son más fáciles de encontrar de lo que parecen. El coagulante más común es el sulfato de magnesio o el cloruro de magnesio y ambos los podréis encontrar fácilmente en cualquier herboristería.


    Mejores Recetas

    Redondo de ternera en salsa casera

    Redondo de ternera en salsa casera

    Medio
    Primavera
    Receta fácil de almejas a la marinera

    Receta fácil de almejas a la marinera

    Fácil
    Primavera
    Tallarines a la marinera con mejillones, gambas y berberechos

    Tallarines a la marinera con mejillones, gambas y berberechos

    Fácil
    Verano
    Ensalada de arroz fácil y rica

    Ensalada de arroz fácil y rica

    Fácil
    Emparedados fáciles para cualquier ocasión (parte 2)

    Emparedados fáciles para cualquier ocasión (parte 2)

    Medio
    Ternera al vino tinto con setas

    Ternera al vino tinto con setas

    Medio
    Primavera
    Cómo hacer empanada de atún casera

    Cómo hacer empanada de atún casera

    Fácil
    Receta fácil de croquetas de jamón serrano

    Receta fácil de croquetas de jamón serrano

    Fácil
    Primavera
    Receta de arepas con pollo, aguacate y mayonesa: la Reina Pepiada

    Receta de arepas con pollo, aguacate y mayonesa: la Reina Pepiada

    Fácil
    Cómo preparar natillas caseras tradicionales

    Cómo preparar natillas caseras tradicionales

    Medio
    Primavera