Masa para Gyozas

Dificultad Medio
Preparación Más de 2 horas
Temporada Primavera
Tipo Asiática

Esta receta para hacer masa de gyozas es súper sencilla y da un resultado muy bueno.

Lo único que debéis tener en cuenta es que hay que prepararla con, al menos, dos horas de antelación antes de hacer las gyozas con relleno, ya que la masa necesita reposar. 

Ingredientes para 28 Unidades

  • En primer lugar, cogemos un bol para mezclar en él los ingredientes. Empezamos incorporando los 200 gramos de harina de trigo.

  • Una vez tengamos la harina en el bol, hacemos un hueco en el centro y añadimos ahí los 10 gramos de sal

  • Poco a poco, vamos añadiendo los 110 ml de agua. La cantidad de agua es orientativa y dependerá también un poco de la temperatura ambiente, por lo que es mejor ir echándola poco a poco para tener controlada la textura de la masa. 

  • Una vez la masa esté rígida y compacta y no se pegue a los dedos, pasamos a amasarla sobre una superficie plana. Hacemos movimientos envolventes durante unos 5 u 8 minutos.

  • Cuando la masa esté bien trabajada la envolvemos en un papel film y la dejamos reposar, al menos, un par de horas antes de hacer nuestras gyozas. En caso de que no vayáis a usarla en el mismo día, podéis dejarla tapada en la nevera. 

  • Una vez haya pasado el tiempo de reposo, sacamos la masa y amasamos un par de minutos. Le damos un corte a la mitad. 

  • Con una de las dos mitades hacemos un cilindro alargado y estrecho, de unos 3 centímetros de diámetro. 

  • A continuación, cortamos el cilindro en unas 14 porciones del mismo tamaño. 

  • En una encimera, espolvoreamos un poco de maizena para que no se pegue la masa y podamos trabajarla con facilidad. 

  • Vamos colocando las porciones en la encimera y, antes de aplastarlas un poco con la mano, le echamos otro poco de maizena por encima. 

  • Reservamos nuestras porciones bajo un paño húmedo para que no se sequen. 

  • Una vez que tenemos todos los círculos un poco aplastados con nuestra mano, pasamos a darle forma individualmente con el rodillo, creando discos que sean más finos en la parte exterior y un poco más gruesos en el interior, de forma que luego no se rompan al meterle el relleno. 

  • Guardamos de nuevo todas las masas individuales bajo un paño húmedo, para que no se sequen. ¡Y listas para rellenar de lo que prefiramos!

  • Como ves, aunque se tarde un poco en hacerlas, la verdad es que la masa en sí es sencilla y, una vez le hayas cogido el truco a darles la forma estoy segura de que las tendrás listas para rellenar en un periquete. 

    Si ahora que tienes la masa hecha no sabes de qué rellenarlas, aquí te dejamos una increíble receta de gyozas de pollo que no te puedes perder. 

    Compartelo con tus amigos!!

    Comentarios

    - No tiene comentarios ¿No quieres ser el primero?
    Debes entrar en tu cuenta para dejar comentarios y calificar las recetas.

    Recetas de Interés