Auténticas Cookies integrales

Dificultad Fácil
Preparación Entre 15 y 30 minutos
Temporada Otoño
Tipo Americana

Estas cookies integrales son simplemente impresionantes, ¡os lo juro! Tienen todo el sabor a las típicas cookies americanas, con sus pepitas de chocolate y, además, son súper saciantes ya que utilizamos harina integral en la masa. 

Además, es una receta muy fácil, que puede hacer cualquiera, sea cual sea su nivel en la cocina y en la que incluso podemos involucrar a los más pequeños de la casa. Rápida, sencilla y rica... ¿qué más se puede pedir para unas cookies integrales?

Antes de empezar a hacer cualquier receta de galletas que lleve mantequilla, debemos tener en cuenta que debemos sacar la mantequilla de la nevera, al menos, un par de horas o tres antes de empezar con las elaboraciones. 

Necesitamos que la mantequilla tenga textura de pomada para poder trabajarla bien. Sea como sea, derretir la mantequilla en el micro no es una opción para estas recetas; sí o sí habrá que esperar a que la mantequilla ablande fuera de la nevera. 

Ingredientes para 25 Unidades

  • Lo primero que debemos hacer es colocar en un bol nuestra mantequilla con textura pomada y el azúcar.

  • Batimos bien estos dos ingredientes durante unos 3 o 4 minutos con ayuda de una varilla eléctrica. 

  • Una vez que hayamos blanqueado el azúcar con la mantequilla, añadimos al bol el huevo entero y volvemos a batir con la varilla. 

  • A continuación, añadimos al bol las dos harinas integrales, la sal, la levadura y la canela. Batimos de nuevo. 

  • Veremos que, al añadir la harina, al principio podemos remover con la varilla; sin embargo cuando todo esté bien integrado debemos pasar a amasar con las manos. 

  • Llegados a este punto la masa de nuestras galletas será una mezcla homogénea, un poco pegajosa pero compacta y que se puede trabajar con las manos. 

  • Pasamos ahora a hacer trocitos pequeños con la tableta de cacao <85%. Deben ser bastante pequeños, como cuadrados de medio centímetro aproximadamente. 

  • Añadimos los trocitos de chocolate a la masa y, con las manos, volvemos a amasar para que las pepitas se distribuyan de forma homogénea.

  • Empezamos a precalentar el horno a 180º. 

  • Mientras el horno se calienta, colocamos un papel vegetal sobre una placa de horno y, con ayuda de dos cucharas, empezamos a poner pegotes de masa. 

  • Es importante colocar las futuras galletas separadas unas de otras, ya que en el horno se derretirá la mantequilla y quedarán con un diámetro más grande. Yo tuve que hacer 2 hornadas por este motivo. 

  • No os preocupéis por darles forma a las galletas; como se derretirá la mantequilla con el calor, ellas mismas crearán su forma redonda de galleta. 

  • Yo las horneé 14 minutos a 170 grados y quedaron perfectas, pero como cada horno es un mundo, es mejor que vayáis controlando el tostado.

    Para esto, lo mejor es que, pasados 12 minutos, pinchéis las galletas con un cuchillo. Si la parte de arriba está excesivamente blanda, le dais dos minutos más y volvéis a probar. 

  • No os preocupéis porque la parte de arriba de la galleta no se haya hecho de todo; al final, con el calor residual acabará de hacerse fuera y si la dejamos mucho más tiempo en el horno corremos el riesgo de que queden unas cookies durísimas. 

  • Cuando haya pasado el tiempo, sacamos las galletas a una bandeja y las dejamos templar antes de guardarlas en un bote hermético. 

    Compartelo con tus amigos!!

    Comentarios

    - No tiene comentarios ¿No quieres ser el primero?
    Debes entrar en tu cuenta para dejar comentarios y calificar las recetas.

    Recetas de Interés