Ragú de ternera: la auténtica receta italiana

Dificultad Medio
Preparación Más de 2 horas
Tipo Italiana

El ragú de ternera a la boloñesa es una de las preparaciones más deliciosas que he probado nunca. He de confesar que yo no soy nada fan de la carne picada, sin embargo, esta receta no tiene defectos. 

Antes de empezar a hacerla tenéis que tener en cuenta que esta es una receta para auténticos amantes de la cocina, ya que la preparación llevará en total entre 3 horas y media y 4 horas. Os lo prometo, sea como sea, el resultado vale la pena de verdad. 

Esta es la receta tradicional italiana con algunas modificaciones para hacerla más a mi gusto. La receta original la podéis encontrar en Giallozafferano.it, mi web de referencia para encontrar elaboraciones italianas; si tenéis tiempo y os gusta la comida italiana os recomiendo muchísimo que le echéis un vistazo a su página.

Ingredientes para 4 Personas

  • Lo primero que haremos será hacer un sofrito. Para esto, en una olla con el fondo cubierto de aceite de oliva echaremos el ajo pelado y con un corte a la mitad, la cebolla cortada en juliana, el apio y la zanahoria cortados en rodajas. 

  • Para hacer cualquier tipo de sofrito, si luego planeáis triturarlo todo para dejarlo como una salsa, no hace falta que os molestéis en cortar las verduras muy finas o regulares, ya que luego igualmente lo echaremos todo a la batidora. 

  • Cuando las verduras estén bien sofritas, añadimos a la olla todo el tomate triturado, salpimentamos e incorporamos también el perejil.

  • Dejamos que todo el contenido de la olla se cocine por unos 20 minutos. 

  • Cuando haya pasado el tiempo, sacamos la mezcla a un vaso de batidora trituramos hasta que quede una salsa fina. 

  • En la misma olla donde preparamos la salsa de tomate echamos otro chorrito de aceite de oliva y, cuando esté caliente, añadimos toda la carne picada de ternera

  • Removemos, salpimentamos y dejamos que se dore la carne durante 2 o 3 minutos.

  • Una vez toda la carne haya cambiado de color añadimos los 200 ml de vino blanco y esperamos unos 5 minutos a fuego alto a que se evapore el alcohol. 

  • Una vez que el alcohol se haya evaporado, añadimos a la olla nuestra salsa de tomate500 ml de agua. Removemos.

  • Bajamos el fuego al mínimo (si es necesario, cambiamos la olla a un fogón más pequeño), dejamos la olla destapada y empezamos la primera hora de cocción. 

  • Cuando haya pasado una hora desde que pusimos toda la mezcla al fuego, añadimos otros 500 ml de agua y empezamos con la segunda hora de cocción. 

  • Cuando haya pasado la segunda hora de cocción, volvemos a añadir los 500 ml de agua que nos quedan y terminamos la preparación con la tercera y última hora de cocción. 

  • Después de estar 3 horas cocinándose con el fuego al mínimo, habremos conseguido una salsa de tomate muy reducida y concentrada, y una carne picada extra tierna que se deshará en la boca. 

  • Para finalizar esta receta, retiramos la olla del fuego y añadimos los 100 ml de leche entera antes de dejar reposar nuestro ragú. 

  • Aunque esta receta lleva mucho tiempo de cocción, lo cierto es que podemos aprovechar para hacer mucha cantidad y dejarla congelada para tenerla lista para usar en cualquier otra ocasión. 

    Para que os hagáis una idea, con estas cantidades yo suelo hacer lasaña para dos, dos platos de pasta a la boloñesa y aún me suele sobrar para congelar un par de tapers. 

    Además, esta receta os puede servir tanto para hacer lasaña como canelones, para acompañar pasta fresca, para hacer raviolis o, incluso, para preparar unas ricas empanadillas. ¡Todo en uno!

    Compartelo con tus amigos!!

    Comentarios

    - No tiene comentarios ¿No quieres ser el primero?
    Debes entrar en tu cuenta para dejar comentarios y calificar las recetas.

    Recetas de Interés