Gazpacho andaluz auténtico

Dificultad Fácil
Preparación Menos de 15 minutos
Temporada Verano
Tipo Española

El gazpacho andaluz es un clásico de la gastronomía española que, a día de hoy, se prepara en todo el país siguiendo los increíbles pasos que nos deja toda una comunidad autónoma enamorada de esta sopa fría.

Se trata de una receta sencilla, rápida y sanísima, que nos permitirá tomar varias raciones de las raciones diarias recomendadas de verdura casi sin darnos cuenta. 

Es ideal para verano, aunque puede hacerse también en otoño para aprovechar los últimos tomates que nos quedan maduros en la nevera.

Ingredientes para 4 Personas

  • Lo primero que tendremos que hacer será lavar y preparar nuestros tomates. Les damos un corte a la mitad, le echamos un poco de sal y reservamos. 

  • Ya en el vaso de la batidora colocamos primero el pan duro y luego los tomates, para que vayan soltando su jugo y reblandeciendo un poco el pan. 

  • Una vez puesto esto, añadiremos los 200 ml de agua fría (mejor si está de la nevera).

  • A continuación, lavamos y quitamos las pepitas del pimiento verde y lo cortamos. Lo añadimos al vaso de la batidora.

  • Repetimos la operación de lavar, pelar y cortar, esta vez con el pepino y los ajos. Para que no repita, si queréis podéis quitarle el germen al ajo. 

  • Añadimos al vaso de la batidora los ajos, el pepino y el vinagre. 

  • Trituramos todo bien durante un par de minutos y empezamos a añadir el Aceite de oliva virgen extra poco a poco, para que emulsione. 

  • Volvemos a triturar por un par de minutos más, hasta que veamos que todo está bien mezclado. 

  • Cuando lo tengamos listo, escogemos el recipiente donde vayamos a guardar nuestro gazpacho. Yo os recomiendo una botella de cristal o alguna jarra de vidrio con tapa que tengáis en casa. 

  • Colamos el gazpacho o lo pasamos por un chino y cerramos bien nuestra botella, para evitar que las verduras pierdan sus propiedades. 

  • Debemos mantener el gazpacho en la nevera, por lo menos, dos horas antes de comérnoslo, ya que se trata de un plato que queremos comer frío. 

  • Como veis, se trata de una receta muy rápida y fácil de hacer. Además, el gazpacho es como la tortilla: no existe una sola receta de gazpacho.

    Así, podéis probar a hacer vuestras propias combinaciones añadiendo, por ejemplo, algo de fruta como la sandía, el melón o las fresas o cualquier otra verdura que os guste como la cebolla, el pimiento rojo o el calabacín.

    Además, podéis completar este gazpacho con una picada de verduras crudas, un poco de jamón serrano o unos picatostes de pan. 

    ¡Contadnos vuestras ideas en comentarios!

    Compartelo con tus amigos!!

    Comentarios

    - No tiene comentarios ¿No quieres ser el primero?
    Debes entrar en tu cuenta para dejar comentarios y calificar las recetas.

    Recetas de Interés