Cómo preparar jarrete al estilo cochinita pibil

Dificultad Medio
Preparación Más de 2 horas
Tipo Mexicana

La cochinita pibil es uno de mis platillos mexicanos favoritos: me encanta en todas sus formas y sabores y combinado con todo tipo de tortillas y panes.

Sin embargo, como ya os he comentado varias veces en el blog, lo cierto es que no soy una gran admiradora de la carne de cerdo. 

Estoy acostumbrada a comer cerdo criado en casa y, desde que mis abuelos dejaron de criar, la verdad es que no he vuelto a comprar carne de cerdo. Alguna vez que voy a mi pueblo puedo comer algo, pero en realidad no es una carne que vaya a tener en casa. 

Sin embargo, la ternera sí me gusta un poco más, por eso siempre intento adaptar recetas que lleven carne de cerdo, como es la cochinita pibil, a una carne que sea más de mi gusto. 

Así fue cómo nació este jarrete al más puro estilo cochinita pibil que hoy voy a compartir con vosotros.

Solo espero que la gente mexicana no me tache como cocinera y pueda seguir replicando sus platillos que tanto me gustan 🙈.

Antes de empezar debéis saber que para esta receta es imprescindible contar con un trozo de pasta de achiote, sin el cual es imposible hacer cualquier receta de cochinita pibil.

Yo suelo comprar el mío en Mexgrocer.com, de la marca Achiote El Yucateco, o en Despensamexicana.es, de la marca Achiote La Extra.

Es fácil y rápido de conseguir, además de ser un producto súper barato (cuesta como 2 euros), y con un paquete de 100 gramos tendréis de sobra para hacer cochinita pibil un par de veces. 

También hay que decir que la receta tradicional envuelve la carne en hojas de plátano en vez de en papel de aluminio; sin embargo, esto en España sí es más difícil y caro de conseguir, sobre todo si tenemos en cuenta que se utiliza únicamente para envolver la carne. 

Por último, aunque yo voy a hacer esta receta con jarrete de ternera, si os gusta el cerdo podéis sustituir el jarrete por pierna de cerdo o por cabecero de lomo de cerdo con costilla. 

Es importante que, sea ternera o cerdo, escojáis siempre cortes de carne que tengan algo de grasa, ya que si no quedará muy seca la carne con tantas horas de cocción. 

Ingredientes para 4 Personas

  • Lo primero que vamos a hacer es sacar el jarrete de la nevera y colocarlo en un bol grande, donde pueda caber bien junto con el marinado. Salpimentamos al gusto. 

  • Después de esto, dejamos el jarrete para que se temple a temperatura ambiente y pasamos a preparar el marinado que después se convertirá en nuestra salsa. 

  • Para el marinado, lo primero que haremos será deshacer la pasta de achiote en un poco de zumo de naranja. Ponemos en zumo en un vaso, desmenuzamos por encima el achiote y removemos con una cuchara hasta que todo se haya disuelto bien. 

  • A continuación, en un vaso de batidora añadimos:

    - Los dientes de ajo pelados

    - La canela

    - El comino

    - El resto del zumo de naranja

    - El zumo de una lima

    - Pimienta negra en grano

    - Y media hoja de laurel

  • Antes de triturar con la batidora, añadimos también sal al gusto, un chorrito de aceite vegetal y el achiote que hemos disuelto con el zumo de naranja.

  • Trituramos todo con ayuda de la batidora durante un par de minutos.

  • Una vez tengamos el marinado bien triturado, pasamos a añadirlo al bol con la carne, fijándonos en que quede bien repartido incluso en la parte de abajo.

  • Si estamos marinando cualquier tipo de carne en un bol, es importante fijarnos en que el marinado llegue a todas las partes de la carne.

    Para esto, está bien levantar un poco la carne, añadir un chorrito de marinado que cubra el fondo del bol, volver a colocar la carne y echar el resto del marinado por encima para que llegue bien a cubrir toda la pieza. 

    Además, os recomiendo que tapéis el bol con un papel film que entre en contacto directo con la salsa, para que no cree una especie de costra en la parte superior. 

  • Tapamos el bol con papel film y dejamos toda la noche en la nevera. 

  • Al día siguiente, cogemos una fuente grande y alta de horno que nos permita meter dentro la carne junto con el marinado. 

  • Cubrimos toda la fuente con papel de aluminio, de manera que después podamos tapar por completo la carne para que se cocine en una especie de papillote.

  • Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo. 

  • Añadimos un poco del marinado a la fuente con el papel albal, colocamos la carne encima y volcamos el resto del marinado para que cubra bien toda la carne. 

  • Cerramos nuestro "paquetito" con el papel de aluminio, del bol, viendo que la carne quede completamente tapada y metemos la bandeja en el horno a altura media. 

  • Bajamos el fuego a 170º grados y dejamos que la carne se cocine durante 3 horas y 30 minutos. 

  • Después de este tiempo, sacamos la fuente del horno y pasamos el trozo de carne a un plato para que se temple.

  • Por su parte, cogemos el marinado, que ya se habrá convertido en una salsa, lo pasamos por un colador para eliminar los grumos y lo ponemos a reducir en un cazo a fuego medio. 

  • Dejamos que la salsa reduzca a la mitad de su tamaño, cosa que le llevará entre 20 y 30 minutos, a fuego medio o medio / bajo. 

  • Mientras la salsa va reduciendo en el cazo, cogemos la carne que teníamos reservada en el plato y la mechamos, separándola en tiras finas con ayuda de dos tenedores. 

  • Una vez tengamos toda la carne mechada, la pasamos a una fuente, donde iremos añadiendo un poco de carne junto con chorritos de la salsa. 

  • Finalmente, mezclamos bien toda la carne con toda la salsa reducida y ¡ya estará listo nuestro jarrete pibil!

  • Esta es una receta bastante larga de preparar, pero os prometo que vale muchísimo la pena. La carne queda como auténtica mantequilla y la salsa es de otro planeta directamente. 

    Además, una vez que la tengáis preparada la podéis congelar para dejarla lista para otra ocasión sin ningún problema. 

    Esta receta podéis combinarla desde con unos buenos tacos, hasta con unas tortillas de trigo y un poco de queso, en pan bao o en pan de hamburguesa o, simplemente, en un plato con un poco de aguacate, cilantro y arroz blanco. 

    Esa elección os la dejo a vosotros! 😜

    Cualquier duda que tengáis, podéis dejármela en los comentarios.

    Compartelo con tus amigos!!

    Comentarios

    - No tiene comentarios ¿No quieres ser el primero?
    Debes entrar en tu cuenta para dejar comentarios y calificar las recetas.

    Recetas de Interés

    Agregar a favoritos

    Si agregas las recetas a favoritas podrás verlas siempre que quieras tenerlas siempre a mano.

    Debes entrar en tu cuenta para guardar en favorito tus recetas.

    Consejo del día

    Os recomendamos que, siempre que podáis, os hagáis con un pasapurés (también conocido como "chino") que os ayudará muchísimo en preparaciones como esta. Además, al pasarlo por el chino, conseguiremos que la textura del puré sea mucho más fina y delicada. 


    Mejores Recetas

    Fideos chinos con langostinos y verduras

    Fideos chinos con langostinos y verduras

    Fácil
    Riquísima empanada de pollo y manzana

    Riquísima empanada de pollo y manzana

    Medio
    Calamares guisados con cebolla y pimiento verde

    Calamares guisados con cebolla y pimiento verde

    Fácil
    Paté de pimientos del piquillo

    Paté de pimientos del piquillo

    Fácil
    Primavera
    Puré de zanahorias fácil y rápido

    Puré de zanahorias fácil y rápido

    Fácil
    Sorbete frío de melón, sandía y yogur natural

    Sorbete frío de melón, sandía y yogur natural

    Fácil
    Vinagreta fácil de lima y cilantro

    Vinagreta fácil de lima y cilantro

    Fácil
    Bizcocho clásico de nata y vainilla

    Bizcocho clásico de nata y vainilla

    Fácil
    Primavera
    Receta clásica de tiramisú

    Receta clásica de tiramisú

    Medio
    Invierno
    Tarta de Santiago: la receta de tarta de almendras original

    Tarta de Santiago: la receta de tarta de almendras original

    Medio
    Primavera