Receta fácil de canelones de atún

Dificultad Medio
Preparación Entre 30 minutos y 1 hora
Tipo Italiana

Los canelones de atún son una receta fácil y muy rica, una apuesta segura si queremos preparar una comida para varias personas o si queremos cocinar un plato del que podamos congelar parte para comer otro día.

Una receta típica italiana que nos permitirá consumir un buen plato de pescado de una forma diferente, divertida y, sobre todo, con una receta realmente sencilla. 

Ingredientes para 4 Personas

  • Lo primero que haremos será preparar el relleno de los canelones. Para esto, lo primero que debemos hacer es poner a cocer los huevos. En una olla, ponemos los dos huevos y los cubrimos con agua generosamente. Cuando el agua rompa a hervir empezamos a contar 10 minutos y, cuando hayan pasado, los retiramos del fuego y reservamos fuera del agua.  

  • A continuación, se preparan los champiñones, se limpian para quitarles bien la tierra, se les corta la parte del pie que no esté buena y se hacen trocitos pequeños para freír. 

  • Se pela la cebolla y también se pica en trozos de tamaño pequeño, similar a los champiñones.

  • En un sartén se ponen a calentar tres cucharadas soperas de aceite de oliva. Cuando esté caliente se agrega la cebolla, con un poco de sal y pimienta y se fríe unos 5 o 7 minutos. 

  • Después de estos minutos, se añaden los champiñones picados y se dejan en la sartén por dos o tres minutos más. 

  • En un bol, se mezclan las 5 cucharadas soperas de salsa de tomate, el atún escurrido y desmenuzado, los huevos cocidos picados en trozos pequeños y la mezcla de la cebolla y los champiñones. Se mezcla bien todo con ayuda de una cuchara de madera y se rectifica la sal si es necesario.

  • Ahora pasamos a la pasta. Para hacerla, se pone agua a hervir en una olla a fuego alto. Cuando hierva el agua se echan, de una en una, las 12 placas de canelones y se cocinan durante 5 o 6 minutos. También hay algunas marcas que no requieren este paso y que se echan directamente las láminas a un bol con agua caliente por unos 10 minutos. 

  • El tiempo de cocción de las láminas de canelones es importante que sea reducido, ya que acabaremos de cocinarla en el horno. Por este motivo, 5 o 6 minutos como mucho son más que suficientes. Además, si los hacemos durante más tiempo, corremos el riesgo de que se queden blandos y sean difíciles de rellenar. 

  • Mientras se cuece la pasta, llenamos un bol grande con agua fría. Cuando hayan pasado los 5 o 6 minutos, retiramos la pasta directamente de la olla al bol con agua fría y la dejamos ahí por 30 segundos. Después de haberla pasado por agua fría, colocamos nuestra pasta de canelones sobre un paño limpio de algodón ligeramente humedecido. 

  • Hay que tener presente que la pasta al horno siempre cuenta con dos cocciones: una primera en una olla con agua y una segunda en el horno. Por este motivo, es muy importante que nos acostumbremos a sacar la pasta de la primera cocción directamente de la olla a un bol con agua fría, ya que así cortaremos la cocción de golpe.

    Asimismo, de esta forma impediremos que el calor residual (que se ha quedado dentro de nuestras láminas de pasta) siga cocinando la pasta después de haberla sacado del fuego. Eso, junto con una primera cocción muy corta nos ayudará a que, a pesar de que le demos una segunda cocción a la pasta en el horno, esta quede siempre al dente. 

  • A continuación preparamos la salsa bechamel como ya hemos explicado en este otro post. Cuando esté lista, cubrimos con ella un poco el fondo de la fuente donde vayamos a colocar los canelones, para que no se peguen. 

  • Rellenamos los canelones con la mezcla de ingredientes del bol y los colocamos en una fuente de cristal o barro que resista la temperatura del horno. 

  • Precalentamos el horno a 180º. 

  • Cubrimos los canelones con un poco de la mezcla de los ingredientes (si nos ha sobrado) y, por encima, añadimos el resto de la salsa bechamel. Espolvoreamos queso rallado para fundir por encima. 

  • Se introduce la fuente en el medio del horno y se deja dentro unos 8-10 minutos, lo justo para que el plato adquiera una costra dorada. 

  • Cuando veamos que nuestra capa de queso tiene el tono dorado que nos gusta, sacamos los canelones del horno y los dejamos reposar 5 minutos. 

  • No podéis decir que no es una receta super fácil y rápida que os solucionará, a partir de ahora, más de una comida. ¡Canelones listos!

    Compartelo con tus amigos!!

    Comentarios

    - No tiene comentarios ¿No quieres ser el primero?
    Debes entrar en tu cuenta para dejar comentarios y calificar las recetas.

    Recetas de Interés