Receta de Sopa de ajo tradicional

Dificultad Fácil
Preparación Entre 15 y 30 minutos
Temporada Otoño
Tipo Española

Esta sopa de ajo es todo un reconstituyente típico de las tierras manchegas. Se trata de una sopa contundente que se puede tomar como antesala de una comida ligera o como plato único.

El ajo, el pan y los huevos la convierten en un plato súper completo y sabroso para preparar una comida distinta que nos haga entrar en calor en los fríos días de otoño e invierno. Estamos seguros de que es una receta que repetiréis sin duda. 

Ingredientes para 4 Personas

  • El primer paso que debemos dar es pelar los ajos y cubrir el fondo de una olla grande con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. 

  • Cortamos los ajos en láminas más o menos gruesas, para que no se quemen demasiado y encendemos el fuego para empezar a dorar los ajos. 

  • Una vez que los ajos se hayan dorado, incorporamos a la olla las cuatro rodajas de pan de hogaza y dejamos que se frían ahí por uno 2 o 3 minutos por cada lado, para que absorban todo el sabor del ajo y el aceite. 

  • A continuación, bajamos el fuego y añadimos a la olla el jamón serrano cortado en tiras y las dos cucharaditas de pimentón. Removemos rápido para que no se queme. 

  • Justo después, añadimos el caldo de pollo o verduras y dejamos que la sopa se cocine con el fuego al mínimo durante 15 minutos. Es muy importante que la sopa no llegue a hervir de todo, para que no rompa el pan en exceso. 

  • Pasado ese tiempo, retiramos la olla del fuego y añadimos por encima los cuatro huevos para que se cocine la clara con el calor residual.  

  • Ahora simplemente nos quedará servirla en cada plato hondo con su respectivo huevo y disfrutar de una riquísima sopa de ajo para todos los gustos. ¡A comer!

    Compartelo con tus amigos!!

    Comentarios

    - No tiene comentarios ¿No quieres ser el primero?
    Debes entrar en tu cuenta para dejar comentarios y calificar las recetas.

    Recetas de Interés